Qué hacer con la información (los resultados)

(en construcción)

Una vez obtenidos los datos o  la información es importante saber seleccionar lo interesante de lo que no lo es. En un libro podemos ver fácilmente dónde está la información que nos interesa consultando el sumario que está al inicio o si tiene un índice de palabras al final de la obra.

En una relación de artículos extraídos de una base de datos, hay que saber seleccionar no sólo mirando el título del artículo ya que normalmente la información que nos interesa no sale enunciada en los títulos de forma explicita, sinó también consultando los resúmenes o abstracts, incluso las palabras clave si las relaciona.

También debemos saber seleccionar a través de los años, el tipo de documento, la lengua del mismo (hay muchas bases de datos que permiten limitar por esos campos de forma automática, Pubmed por ejemplo).

Además normalmente las bases de datos e incluso las catálogos dónde buscamos libros nos permitiran exportar las referencias a gestores de bibliografia o a archivos para tener la referencia completa y citarla correctamente.

Citar la información que hemos buscado es esencial e importantísimo al realizar un trabajo ya sea corto, largo, una tesis, un artículo, un libro, etc. Por lo tanto ya sea exportando las referencias a un gestor o realizandolo a mano hemos de recoger todos los datos interesantes para citar el libro, revista, documento dónde está la información. Normalmente, hay que recoger los datos relativos a autor, titulo, lugar de edición, editorial, año, páginas, etc (para libros). No obstante, dependiendo del tipo de documento (libro, revista, capítulo de revista, etc) hay que anotar unos datos u otros.

Consultad la parte de utlilidades los documentos sobre citaciones bibligráficas para saber cómo citar y qué datos recoger.